Nadie se esperaba que las modelos de Dior fuesen con sombrero y trenzas (¿o sí?)