El efecto de escuchar una canción de Adele, según la ciencia